Cargando...

Tabaquismo

Fundación Respirar Programa de cesación tabáquica
Image
Image


Programa de Cesación Tabáquica


Muchas veces nos preguntamos porqué fumamos, porqué tomamos o porqué hacemos lo que hacemos. Porqué somos espectadores de nuestra conducta y no protagonistas.
Debemos conocer que lo que estamos consumiendo cuando fumamos
NO es tabaco
.
Es una molienda de hojas y tallos de tabaco, con más de 400 SUSTANCIAS QUÍMICAS AGREGADAS. Muchas de ellas no aptas para consumo en humanos.

Al pensar en un tratamiento farmacológico para dejar de fumar, a veces podríamos creer que un medicamento nos haría experimentar efectos adversos indeseables.
Lo que no estamos teniendo en cuenta son los efectos adversos silentes del cigarrillo sobre nuestros pulmones, sobre nuestras arterias, sobre nuestro corazón, sobre todo nuestro organismo y nuestro entorno social, que siempre serán peores que los de los medicamentos.
En primer lugar porque no estamos advertidos de estos riesgos, en segundo lugar porque estamos fumando cientos de sustancias químicas sin un prospecto que explique sus efectos adversos, que en definitiva terminan con nuestra vida (y la mayoría de las veces de manera dolorosa y lenta)

Un fumador vive en promedio 10 años menos que una persona no fumadora.
Nuestra adicción se hace cada vez mayor y cuando queremos retirarnos es tarde. Porque nos genera lo que se conoce como “síndrome de abstinencia” en drogas de abuso.

Con nuestro tratamiento no intentaremos exigirle que no fume.
Vamos a ayudarlo/a a encontrarse a Usted mismo/a, hacerlo/a consciente de su acto de fumar y que Usted mismo/a se haga las preguntas necesarias y modifique ese hábito que tantas vidas ha cobrado.

Las tabacaleras seguirán siendo un gran negocio de unos pocos y nosotros trabajaremos, mientras nos quede aliento, para que usted vuelva a respirar su verdadero futuro: el de abandonar el cigarrillo para siempre.

El equipo de Fundación Respirar